LA IMAGEN ROTA

A BILINGUAL PAGE TO COLLECT AND DISCUSS COMMENTS ABOUT FILMS, THEATER AND ART AND SOME POLITICS. ENGLISH/SPANISH

Thursday, November 21, 2013

UNA DEUDA DE HONOR


Por Sergio Giral

En el Berlin de los años 1920s, Marlene Dietrich actuó en el cine silente acopiando popularidad hasta convertirse en una estrella internacional con su personaje "Lola-Lola" en The Blue Angel, dirigido por Josef von Sternberg. Ambos, actriz y director fueron contratados por Paramount Picture y desde ese momento la carrera de la Dietrich fue en ascenso hasta convertirese en una de las estrellas más famosas y bien pagadas de Hollywood. En 1939 Dietrich se hizo ciudadana americana y en 1941 los Estados Unidos entrá en la Segunda Guerra Mundial contra la Alemania que la vió nacer y triunfar. Adolf Hitler adoraba a la actriz y la invitó a regresar para compartir sus triunfos nazis en la Europa del Este; sin embargo, Dietrich rechazó la invitación y en su lugar se convirtió en una gran activista vendiendo bonos de guerra y entreteniendo a los soldados americanos en el frente de batalla, mereciendo al final de la guerra la Medalla de la Libertad, de los Estados Unidos y La Legión de Honor del gobierno francés. Y Adolf se quedó con las ganas.


Wednesday, November 20, 2013

TANGOMAN

Por Sergio Giral


Jorge Heilpern


Los amigos a veces sorprenden. Conocí a Jorge Heilpern en un encuentro de vecinos amigos, donde se hablaba de arte, política y hasta religión; todo de forma armoniosa y sin alevosía. También se habló de música y se descubrió que Jorge era un trovador del tango. Para mí el tango era un género ajeno, quizás démodé y le di al músico el beneficio de la duda. Al tiempo fui invitado a verlo actuar en un café restaurant de North Miami. Allí asistimos todos los amigos del citado encuentro. El local era acogedor y en el espacio frente a las mesas se hallaban los músicos; un guitarrista, un percursionista y Jorge con su guitarra. Comenzó la función compartida con vinos y entremeses. El tanguista cantaba canciones de su propia inspiración; la lírica comenzaba baja casi imperseptibles en un susurro que dejaba descrubir algunas palabras entre el rasgar de las guitarras y el tam-tam de la tumbadora. El ritmo crecía y así se escuchaba la canción de amor desesperado, hasta llegar al grito. Era una experiencia nueva, era tango avant-garde. Entonces se me ocurrió hacerle esta entrevista.
 
SG: ¿De dónde vienes y a dónde vas?
JH: Tu pregunta me recuerda la letra de una hermosa canción de un cantautor argentino Facundo Cabral.
“No soy de aquí, ni soy de allá
no tengo edad, ni porvenir
y ser feliz es mi color
de identidad”
SG.¿Cuándo comenzaste a ser Tangoman?
JH: La historia de Tangoman empieza en Woodstock NY. en donde residí por más de una década. Era uno de los pocos argentinos y el público me puso el apodo a pesar de que no canto particularmente solo tangos. Acepté el apodo cordialmente, ya que el tango, de alguna manera, tiene que ver con el contenido de mis letras más que con el género musical en particular.
SG: ¿Cuál es la fuente de tu inspiración?
JH: Mi filosofía,mi vida y a veces las historias de los demás.
SG: ¿Se puede decir que tienes tanguistas que te hayan influenciado?
JH: Sí. Carlos Gardel.
SG:¿Crees que el tango tiene vigencia en el mundo musical de hoy día y en particular en Miami?
JH: A la gente le gusta bailar el tango y la milonga esto esta vigente y su difusión a través de la docencia en las milongas (eventos de balie) crece en todo el mundo. En Miami está difundido y todas las semanas hay eventos casi diarios. Su música y sus contenidos al igual que el bolero nos lo veo tan exitosos.
SG: ¿En qué se pueden diferenciar tus composiciones personales del tango clásico?
JH: Yo mezclo géneros musicales (rumbas,boleros,blues,chacareras,milongas,ska, y tango)
SG: ¿Y tu estilo de interpretación vocal?
JH: Sí , ahí sí, soy tanguero melódico pop y me encantan los boleros y el rock latino.
SG: ¿Tiene el tango necesariamente que ser dramático?
JH: No. Generalmente se confunde lo dramático con lo lírico en la forma de cantarlos, pero muchas letras de tango son picarescas y escepticas.... además de las melodramáticas.
SG: ¿Dónde generalmente intrepretas tus canciones?
JH: Cafe Concerts, performing art centers, cultural venues y fiestas privadas.
SG: ¿Cuáles son tus aspiraciones actuales?
JH: Seguir trabajando en mi pasión actual. Música. Shows y mis nuevos Cd's … dibujando y a veces pintando.



Monday, November 11, 2013

YO TOQUE CON WINSTON MARSALI

Por Armando Dorrego
Qué cosa el tiempo,  eh????, de cómo va pasando y  uno va ingiriendo, inconscientemente, ese antídoto contra el pasado,  los buenos y malos recuerdos, los lugares donde uno vivió o viajó….las fotos, la familia, los abuelos, los amigos ….pero de pronto un día una va desesperadamente en busca de eso que mantuvo encubado y a veces encuentra respuestas  humanas que superan nuestras expectaciones ….
Fuimos a New York la semana pasada, un largo fin de semana desde el jueves a Lunes. El nieto de Sergio fue el protagonista del viaje y no New York , el trabaja en un hotel recibiendo a los huéspedes (“Yotel” Hotel en  la 42 y la 10 Ave) nos consiguió allí a precio de posada, maravilloso hotel, de lujo, minimalista, tecnológico, con ciertos toques de época para epatar a los jóvenes como un striptease que todos esperaban  a las 6 la tarde a lo cabaret alemán ; una chica anémica a los años 30, bailaba sobre las mesas hasta quedar en armiño, pero lo más importante no fue la confortable suite con balcón, ni los  bambúes de la terrazas con luces indirectas, ni los  cristales transparentes, lo interesante  fue el reencuentro de Sergio con el Nieto,
El nieto  nos fue a buscar al aeropuerto con la novia, una chica irlandesa- italiana, que después la confundimos con la modelo que se desnudaba, pero no, no era ella, la Stripper tenía más ojeras, mas calle… esta  trabaja en un restaurante Francés en Chelsea, una zona totalmente de moda, no se si han estado, cafecitos, boutique,  etc. ….fuimos con el nieto invitados al restaurante  francés y comimos un pato maravilloso y el vino y los postres todo el que queríamos sin pagar… después  lo invitamos a escuchar jazz en un bar del Village y  ahí salió todo. El nieto descubrió que tenía algo en común con Sergio: el Jazz, se retrataron, Sergio intento algunas veces tocar el pasado pero el nieto no quiso o esquivo y menciono algunas cosas tristes dichas con alegría  sin resquemores, ni deudas.
La noche siguiente siguió  llamándonos, estábamos preocupados, mas Sergio que yo,  porque pensaba  que  esa insistencia  podría envolverlo   en una deuda emocional o sentimental que  a estas alturas  no estaba dispuesto a pagar, lo convencí que no, que era una necesidad afectiva lo que se notaba a gritos  
después de un largo día  recorriendo el barrio italiano, luego  el hindú, donde almorzamos y después comparamos en una tienda tres  maravillosas estolas  para sustituir Lukas que hace como 7 años compramos allí mismo, esas estolas de cachemir las tiramos en los sofás y nos tapamos con ella, donde único la hemos visto es allí  ya las que teníamos estaban muy viejas y quemadas de cigarro de cuando fumaba.
A pesar del asedio, le contestamos el teléfono(yo) al nieto que  quería vernos cuando terminara el trabajo y llevarnos a escuchar jazz otra vez, a nosotros nos gusta el jazz, pero no estábamos dispuesto a gastar el poco dinero que tenemos en clubes de Jazz,  no era para tanto, pero hubo necesidad de decirle eso pues él nos invitaba a un lugar maravilloso que ya había reservado y donde tocaría un músico famoso que él conocía   le dijimos que lo dejara para el día siguiente, nos dijo que cambiaria la reservación pues el tal músico también iba a estar el Domingo, en fin que le  propusimos vernos en la habitación cuando terminara, nos dijo que  iría más tarde la novia;
De regreso por Lexington compramos vinos y quesos y llegamos molidos; dormimos desde la 7 hasta las  las 11 que nos despertaron los toques de la puerta; era el nieto solo; llego con  una botella champagne, un abridor de corcho  que después le  causo tremendo dolor de cabeza a Sergio en el aeropuerto pues pensaban que era un navaja y aquello no aparecía…en fin que se lo devolvieron, también trajo un robot de juguete en una cajita; movió  las sillas de la terraza a la salita , como si el viviera también en la suite; dijo que quería tomar primero algo de whisky, Sergio lleno su vaso yo me serví  vino, y puso música en el programa Pandora de su I Pod,  lo conectó del plasma de la salita; por supuesto jazz y tocado por un músico que nos mencionó y no conocíamos  Ahí comenzó la idea para el supuesto  guion
El nieto nos conto que cuando tenia aproximadamente 12 años  un día en una clase de arte; la profesora conversaba con ellos   sobre el jazz,  a raíz de que un músico famoso vendría a tocar al teatro de la escuela el fin de semana,  la profesora pregunto a los alumnos quienes de la banda estaría dispuesto a acompañar a Winston Marsalis; en las baterías el nieto de Sergio levanto la mano y quedo finalista para tocar con el músico   cuando termino  el turno, la profesora se quedo con el , converso con el entre otros temas sobre jazz afrocubano; y el nieto dijo que su abuelo era cubano y que era director de cine, la profesora le pregunto el nombre del abuelo y cuando el  nieto le dijo el nombre; la profesora se sorprendió y se admiro porque conocía al abuelo, se  lo habían presentado  cuando exhibieron  una retrospectiva de películas cubanas en el Lincoln Center, donde   había visto una de sus películas sobre la esclavitud, más que la sorpresa de  la profesora, fue la emoción del nieto al descubrir que la profesora, su profesora querida de arte y música,  conocía a su abuelo
Propuse que eso era un buen tema para un guion y lance el titulo “ Yo toque con Winston Marsalis “ y entre vinos y whiskys , forzamos a Sergio esa noche en la habitación a que participara en la discusión de proyecto. Fue una manera de que el nieto le expresara  sus sentimientos a su abuelo. El nieto  le dio vida l personaje del abuelo y lo convirtió en un viejo saxofonista venido a menos; que había sido rescatado por un productor musical en Miami para que viniera a un concierto de Jazz en NY. El abuelo sabia de la existencia de un nieto en Manhattan y de ahí comienzan los enfrentamientos y confrontaciones generacionales de un viejo y un joven newyorquino de origen también hispano que no habla una palabra en español. El abuelo y el nieto saben perfectamente quienes son, pero no dan su brazo a torcer y se cuentan cosas de sus vidas, que dan pie a conocerse íntimamente; era de cagarse de la risa; porque en la medida que pasaban las horas y subía el nivel de alcohol, Sergio se fue metiendo en la historia al punto que discutía con el nieto como si realmente estuviera frente a un guionista enviado para hacer una película en Hollywood,
La novia no fue…el no quiso
Al otro día siguió el asedio, el nieto no hablo del guion, estaba medio avergonzado, yo provoque  , pero encontré muy poca receptividad  Fuimos al club de jazz que había reservado, también la novia podría ser un impedimento para seguir desbordando la imaginación, el jazz era bueno, el Jack Daniel con ginger ale también, el trago que el nos invito….hubo una única y gran frustración en toda esta historia , nos quedamos hasta las dos de la mañana esperando a  Winston Marsalis, y el tipo no apareció….se sumo a la mesa la irlandesa madre de la novia  y nos divertimos muchísimo…cuando salimos él se quedo conmigo y me habló sin drama.
- Me quedé como cuando esperaba por mi abuelo de niño y no venia _  

Monday, September 30, 2013

¿Dónde está "El dueño de los caballitos?

Por Sergio Giral
En los primeros años de los sesenta,  visité el Museo de Bellas Artes de la Habana  y entre las obras de pintores cubanos que me impresionaron se encontraba una de Antonia Eiriz, bajo el título de, “El dueño de los caballitos”. Se trataba de un gran lienzo que mostraba unos caballitos,  maquinaria tradicional de diversión infantil, también conocida como carrusel, tío vivo, calesita, según la región de que se trate. Al frente se hallaba el dueño de la maquinaria tras la taquilla, más bien un pódium donde hacer un discurso, de aspecto simiésco presentaba la barba y los pelos de la cabeza erizados en su discurso demencial. Detrás se encontraba la maquinaria infantil en vertiginosas vueltas que aterraban a los pequeños monstruos aferrados a los tubos del caballito para no ser lanzados al espacio.  Sobre estos el techo de lona se despedazaba, arrojando pedazos al aire Todo un tenebroso espectáculo de diversión infantil dirigido por un dueño loco. El de los caballitos. Es curioso que en las múltiples exhibiciones del arte de Antonia Eiriz, este cuadro no aparezca, ni tan siquiera en las reproducciones que se pueden encontrar en internet. Fernández Retamar ha escrito sobre la obra de Eiriz: “Se afirma que la pintura es un lenguaje. Antonia trabaja con las malas palabras de ese lenguaje.” Decididamente “El dueño de los caballitos es una mala palabra, un augurio del descalabro nacional.

Tuesday, September 17, 2013

HUMBERTO
Por Sergio Giral

En el reino animal hay especies raras que surgen de repente para luego extinguirse. También los seres humanos gozan de esta propiedad. La Habana vio nacer a Humberto en casa humilde llena de sueños y esperanzas. Lo vio crecer con ese halo particular que envuelve a los artistas.          Cuando el sismo político cambió las reglas del país, pudo incorporarse al ejército de que los que crean ilusiones en pantallas plateadas. El cine fue su obsesión, su escencia y su derrrotero. 
Fueron días extraños en que deambulábamos por los pasillos de producción. Nos íbamos conociendo poco a poco. Nuestros nombres, cómo pensábamos y éramos. Algunos pretendían saber y otros sabían. Lo descubrí pintando un paisaje sobre una pared envejecida. Entonces hablámos de cine. Llovieron los títulos de films europeos que habíamos visto desde la infancia. También surgieron nombres; Rossi Drago, Vitti, Mangano y Vali. Alida Vali era su actriz preferida, Lucino Visconti su director y Senso su film. Dijo, “un día haré un film como ese". También se habló de Hollywood y la máquina de hacer sueños. Surgió Jeniffer Jones en el duelo a muerte bajo el sol y la malvada Elsa Bannister de la Hayworth. Así fueron desfilando nombres y títulos hasta comprender que el cine era nuestra pasión y estábamos decidido a hacerlo.
Desde sus primeros trabajos la mujer tomaría un lugar cimero en sus dramas. Una campesina salvaje en Manuela, que retomaba a Stromboli, una Lucía traicionada seguía los pasos de la Condesa Livia Serpiere. Luego vinieron días de refelexión que dieron paso a Hojas, el reencuentro, la nostalgia y la fustración de una generación combatiente. Y supo de la censura y la incomprensión de los jerarcas de la cultura dogmática.
Cuando los hijos de Ganimedes fueron perseguidos y desterrados, supo blandir el arma de la discreción y vencer a sus enemigos. Y más tarde surgió Cecilia, nuevamente perseguida por el fantasma de Senso y la maestría de Visconti, que fuera señalada, acusada y vitupeeriada por la arrogancia oficial.       
Amada resultó un oasis junto a su amigo, Nelson, donde el artista recuperó el aliento para emprender otro viaje al mundo de la creación con Un Hombre de Éxito, film maduro y persistente en su estilo y lenguaje.
La fama no compró sus ambiciones e insistió en, Océano,  un tema de su propia naturaleza que nuevamente lo convirtió en un Sísifo que arrastra eternamente la piedra de la censura.
Los sueños se cumplen a pesar de la realidad e hizo El siglo de las luces , la novela cumbre del Proust caribeño, Alejo Carpentier. Después no supe más de él. Es decir, una vez le vi en las calles de París persiguendo un espejismo. Luego supe de su clausura en Jibara y el cine de los pobres. Luego de su muerte. No pude despedirme de él.

A Humberto Solás Borrego
Diciembre 14, 1941 - Septiembre 17, 2008.

Friday, August 16, 2013

LA MUJER EN MIS FILMS

Por Sergio Giral
SEGUNDA PARTE
En aquello de enmendar errores que destruyen vidas, el régimen cubano se ha especilizado y lo demostró liberando autores y sus obras de la prisión ideological y real que padecían. Entre estas resucitó la obra teatral de Eugenio Hernández Espinosa, María Antonia, mulata de solar, cárcel y guaracha con el signo de Ochún escrito en su frente, arquetipo que polula por las calles de Cuba pero no en la lista de actrices. Después de infructuosos screentests, Alina Rodríguez, una amiga, me recomendó una actriz que poseía el encanto necesario para el personaje; curiosamente se trataba de la propia Alina Rodríguez. ¿Quién mejor catador que el dueño del viñedo?. Y en la primera prueba de actuación surgió la voluptuosa y temeraria Maria Antonia, hija de Ochún que fuera castigada por su desobedencia. Para tratar el ambiente del film y sus personajes me inspiré en los kitch  mexicanos, donde voluptuosas rumberas sufrían pasiones de amor y así la filmación fue tan frenética como su trama y las actrices se llevaron la mejor tajada. Al fin hubo una lluvia de talentos femininos en mi cine.          

Alina Rodríguez, María Antonia
Helena Huerta, veterana de las tablas, obtuvo su cúspide en la Cumachela, la una vez María Antonia convertida en agorera borracha y pordiosera; una actuación memorable en el cine cubano. Micheline Calvert hizo de su ama de casa tan sumida en la miseria y la traición, que alargando los brazos se podía tocar en la pantalla. Miriam Socarrás regresa a mi cine ahora como la mulata sabrosona de bares y esquina de la República y refresca la trama con sabiduría popular.       
Elena Huerta en María Antonia
El tiempo en el drama es relativo y conviven presente, pasado y futuro según la imaginación del autor; María Antonia prefiere la muerte a su futuro en Cumachela y revive su pasado en la joven y carnal rumbera del Bar Capitolio, interpretada por Sonia Pérez, una escultural rumbera y modelo convertida en actriz gracias a la magia del cine.
Sonia Pérez en María Antonia
Lili Rentería, siete años después de su quiceañera en Techo de Vidrio regresa a mi cine, esta vez sin palabras y mucha proyección escénica para atrapar al novato boxeador. El día que la conocí de niña, de quizás 8 años, se presentó resuelta: ‘Yo soy Lili y soy actriz”.  

 Lili Rentería en María antonia
En medio de tanta lujuria y pasiones, María Antonia encuentra un oasis de paz y amor maternal en La Madrina, símbolo de protección espiritual, justamente interpretado por Assenech Rodríguez, una de las pocas actrices negras del elenco cubano que alcanzó el estrellato por sus impolutas actuaciones en cine y televisión. La Madrina de  Assenech fue pulcra y conmovedora.
 
Assenech Rodríguez, La Madrina.
Nena Capitolio, figura universal de la matrona dueña de bares y protíbulos, estaba inspirada en un personaje real habanero de pasado libertino. Al igual que la Cumachela, Nena Capitolio es catalizador de la trama de María Antonia. A Daisy Granados se le considera el rostro del cine cubano, aúnque hasta ese momeneto yo no había trabajdo con ella, a pesar de ser buenos amigos. La Nena Capitolio de Daisy fue una revelación inclusive para ella, al interpretar un personaje muy diferente al de su fructuosa carrera fílmica.
 
Daisy Granados en María Antonia
María Antonia provocó aplausos del publico cubano que se vió reflejado en un pasado no superado por la revolución. Sin embargo, cuando fue exhibida en Miami en el marco del Festival de Cine, entonces dirigido por Nat Chediak, tuvo críticas negativas del público presente, al considerarla una vision falsa del marginalismo de los años cincuenta en Cuba. Quizás esa sea la real función del arte, agradar a unos y molestar a otros.  Y yo, desde el umbral del desencanto y el aburrimiento de una vida manejada por los titiriteros del poder, decidí abandoner el país  y regresar a mi otrora casa al norte del Paraiso.
Al salir de Cuba y de regreso a los Estados Unidos, tenía la certidumbre que nunca más realizaría un film. En Miami, donde me llevó el destino, no existe una industria de cine, ni inversionista en el cine y pocas gentes que quieran hacer cine. Miami es la otra Cuba con muchas oportunidades, sol, playas, discotecas y casi ningún cine. Pero llegó el día que vencieron la tozudez y la osadía; mi amigo guionista y productor Armando Dorrego y yo decidimos hacer andar la oxidada máquina de hacer sueños una vez más.                                       
 
DOS VECES ANA
El viejo proverbio americano de “Perceptión is reality”, generalmente se aplica en casos de raza o apariencia física, así un príncipe en harapos es un mendigo y un mendigo en armiño un príncipe; una mujer tranquila un ama de casa y una mujer alegre una prostituta; un sacerdote católico con túnica y turbante un árabe terrorista y un terrorista árabe en smoking un respetable señor. De estos prejuiciosos está lleno el diario quehacer social. Con Dos veces Ana me propuse demostrar lo contrario y las consecuencias de un juicio ligero a primera vista.
Elvira Valdés 
Conocía a Elvira Valdés desde niña, ya que era hijastra de un amigo director de cine cubano, Nicolás Guillén Landrián. Elvira debutó en el cine con la Cecilia de Humberto Solás y continuó su carrera en las pantallas hasta llegar a Venezuela y finalmente a Miami, el set preferido de las actrices cubanas. Elvira se caracteriza por su dedicación y esmero en construir su personaje, en este caso doble; una cajera de un mercado en la calle 8 de Miami, que sueña con ser actriz y una actriz de televisión en busca de Hollywood; dos mujeres marcadas por el color de su piel en dos mundos diferentes y un mismo empeño. En el film la percepción se complejiza con el tema racial, los prejuicios y las fustraciones. En gran medida inspirado en las experiencias de Elvira en busca de trabajo como actriz en Miami, el guión fue tomando forma y al fin con la cooperación de amigos logramos realizar el film.
 
Elvira Valdés y Sergio Giral
Como todos los personajes en el film son dobles, así los clientes del Mercado de Ana cajera son parte del mundo del cine y la television de la Ana actriz. Lili Renteria, Isabel Moreno e Yvonne Lopez Arenal juegan un papel fundamental en la trama.
Conocí a Yvonne Lopez Arenal en su debut cinematográfico, Cartas del parquet, de Tomá Gutierrez Alea. Una vez más, una misma razón nos hizo reencontrarnos en Miami y no perdí la oportunidad de proponerle los personajes de cajera de mercado y empresaria de artísta. Yvonne es una actriz de talento y paciencia escénica que la caracterizan. 

Yvonne López-Arenal
Regresa Lili Rentería, esta vez con diálgos muy diferente en sus dos personajes: la cliente majadera e indecisa y la dama esclavista, una reencarnación de la Mendizabal de El Otro Francisco. Isabel Moreno cierra el ciclo de mujeres en mi cine. Moreno es un pilar de la actuación contemporánea cubana, formada en los primeros films del ICAIC, desde El Bautizo, una comedia de Roberto Fandiño hasta un drama en La Bella del Alhambra , de Enrique Pineda, Moreno es una actriz consagrada por su obra y telento. Fue una fortuna tener a Moreno en mi film y compartir con ella las visisitudes de una producción independiente y de ningún presupuesto.
Isabel Moreno y Elvira Váldes
en Dos Veces Ana 
Las dos Ana  bien podrían ser una María Antonia rehabilitada en el Miami del exilio cubano o una inmigrante hispana; ambas en pos de un mismo sueño. Elvira Valdés no sólo entendió e interiorizó sus dos Ana, sino las vivió a plenitud, logrando así la mejor actuación de su carrera artística. Dos Veces Ana es un film hecho e inspirado en Elvira Valdés.
Como ven, la mujere en mi cine ha tenido una participación destacada, no toda la que quisera haber tenido. A pesar que tengo guiones escritos con personaejs femeninos protagónicos, todo indica que quedarán en el archivo de mi computadora. Pero si un inesperado golpe de suerte, rayo divino o destino manifiesto pudiera llegar a realizarlo, tendré la oportunidad de materializar en mi cine al personaje femenino que más ha marcado mi gusto por las divas: Elsa Bannister, la mujer más malvada del cine norteamericano.
Rita Hayworth, The Lady from Shanghai.

Thursday, August 15, 2013

LA MUJER EN MIS FILMS

Por Sergio Giral
PRIMERA PARTE
Esto de hacer cine más que una profesión resulta una adicción que se impone de por vida, al igual que las órdenes y los cultos religiosos. En el cine todo es importante, el guión, la fotografía, la puesta en escena, el decorado. Name it!, pero la actuación puede salvar un film o condenarlo para siempre y en particular, la actriz. Desde “The Perils of Pauline” a “Gone with the Wind”, “Little Foxes” y “Some Like it Hot”, la actriz ha brillado con su propia luz. En mi cine la presencia de la mujer es variada y a veces escaza, ya que la mayor parte de mis temas se han concentrado en personajes masculinos de la épica negra colonial. En esos films los personajes femeninos no tienen una function primordial pero son basicamente necesarios e importantes para la trama.

Alina Sánchez en
El Otro Francisco
En mi primer film El Otro Francisco, el personaje de la esclava mulata que provoca la tragedia amorosa, es interpretado por Alina Sánchez, entones una estudiante de filsofía y letras en la Universidad de la Habana, dotada de una excelente voz soprano. Alina ya había debutado en mi documental “A Gonzalo Roig” cantando la salida de Cecilia Vadés, de la zarzuela del mismo nombre y autor. Las dotes actorales de Alina sorprendieron a muchos y le abrieron las puerta a otras producciones. Margarita Balboa era una voz en las radionovelas que mi madre escuchaba.
Margarita Balboa, Ramón Veloz
y Miguel Benavides   
Para interpretar a la Señora Mendizabal, fuí en busca de esa voz que me cautivaba en mi infancia y para sorpresa mía correspondía a una actriz con la elegancia y estilo que su personaje requería. Margarita Balboa encarnó la madre esclavita protectora de su hijo cruel, que Suárez Romero describe en su novela. Trabajar con Balboa fue una experiencia determinante en mi quehacer fílmico.

Juanita Baró y Sergio Giral
En Rancheador nuevamente me encontré con una trama donde los hombres se imponían y traté el film al estilo de un “western”, donde los personajes femeninos son generalmente de apoyo. Así fue como surgió Juanita Baró, una joven bailarina del Conjunto Folklórico de Cuba. Juanita poseía la fuerza telúrica y el fragil hieratismo de una talla Africana, su experiencia escénica le permitió interpreter a la esclava rebelde abusada por su amo.
                          
Africa en Maluala
Maluala es el tercer film de mi trilogía sobre la esclavitud en el siglo XIX y la gesta de esclavos rebeldes en Cuba y el Caribe. En un mundo de guerreros también habían mujeres y la jefa de un palenque de esclavos fugutivos fue entregado a Hilda Oates, una actriz de gran temperamento escénico. La busqueda de una estética que correspondiera al tema me llevó a la pista del cabaret cubano, tan mundialmente famosa como el azúcar y el hanano. Al igual que Circe, encantadora de turistas en busca de música y sirenas tropicales. Allí encontré a Africa y como su nombre indica, era negra y estatuaria.  Con su cuerpo de pantera y la belleza de la Venus de Bening, Africa, Mercedes Planas, brilló en Maluala sin pronunciar una palabra.
Susana Pérez y Jorge Losada en
Techo de vidrio
Satisfecho de la épica negra en la Cuba colonial, me sentí atraido por la realidad del momento, realidad muy poco o nada abordada por los cinestas cubanos víctimas de la censura y la represalia oficial. Eran día que se hablaba del amiguismo y los privilegios de la clase dirigente en el país y encontré en el tema la oportunidad de realizar un film de carácter contemporáneo y sublime crítica social. Con la participación del escritor Manuel Cofiño se elaboró Techo de Vidrio, un guión donde al fin personajes femeninos gozaban de relevancia.
 
Susana Pérez en
Techo de Vidrio
Silvia, la abogada de una compañía estatal de construcción fue interpretado por Susana Pérez, actriz formada en la television que sobresalía por su belleza y estilo. Susana comunicó a su personaje la madurez profesional de una abogada con estrictos principios de legalidad en un medio corrumpto por el favoritismo y las ventajas de la clase dirigente. Y es en el seno de esa clase que surgió el personaje de Ana, la esposa de un ingeniero jefe de obras, que no comprende las limitaciones en medio de la carestía nacional. Ana Viñas, una comediante de primera clase, supo dar a su personaje la frivolidad e inconciencia que provocaba el poder, en contraste con la sobriedad de la abogada Silvia, de Susana Pérez. Una joven Lili Rentería encarnó a la jóven generación que rompía con las tradiciones y el tabú social. Finalmete Techo de Vidrio fue un film de triste destino, censurado por el máximo líder del gobierno cubano y vitupeareado por la misma clase dirigente que se vió retratada en él. Para entonces, Susana Pérez y Ana Viñas no lograron verse en la gran pantalla y se comenta que, veinte años más tarde, el film fue exhibido en la televisión cubana, cuando ya la catástrofe  nacional superaba la modesta crítica al régimen y sus actrices vivían en Miami.

Mirta Ibarra
A lo largo de cinco años bajo el microscopio y la mirilla del régimen presenté varios proyectos que uno a uno fueron rechazados y me vi obligado a regresar al tema historico con Plácido, basado en la obra teatral de Gerardo Fulleda León, que no tenía personajes femeninos de relevancia e incluí en mi versión fílmica. Para el intriguilis amoroso del mulato Plácido y la aristócrata colonial, escogí a Mirta Ibarra, actriz de talento y personalidad propio para interpreter este personaje de cubana arístócrata matancera.
Alina Sánchez
Alina Sánchez regresó a mi cine, en esta ocasión mulata de rumbo con discurso independentista. Sazoné la trama con Miriam Socarrás y Alicia Bustamante, dos magníficas actrices de marcada bis cómica, como las anfitrionas de una cuna colonial, casa de baile y diversión donde los niños ricos iban en busca de “mulatas de paso”.  Polonia, la negra esclava delatora de Plácido, requería de una actriz agresiva en su porte y proyección, así encontré a Mireya Chapman, actriz teatral que hizo de su Polonia una vívora tricionera y mortal.

 Rosita Fornés y Jorge Villazón en Plácido.
Plácido fue el debut de Rosita Fornés en el cine del ICAIC, ya que hasta el momento los directores la ignoraban, quizás por considearla una vedette. Fornés interpretó a la madre española de Plácido, que al nacer lo colocó en la casa cuna de beneficencia para esconder su mulatez y por lo que el poeta llevaba dicho apellido, Valdés. Fornés realizó muy buen trabajo pero desfortunadamente y una vez más mi cine sufrió de censura y su presencia fue minimizada por los asesores oficiales del ICAIC.
Y llegó la hora de abrazar la tragedia cubana a ritmo de guaguancó y toques a Ochún. Maria Antonia, extraordinaria obra teatral de Eugenio Hernández Espinosa, que había sufrido el pogrom de los intelectuales y artistas que más brillaban bajo en cielo de Cuba durante la tenebrosa “parametración’ estatal. (Continuará)


Wednesday, June 5, 2013

Entrego a mis lectores este monólogo que fue presentado al Micro Teatro de Miami y no fuera aceptado.

ELLA BAILA SOLA
Por Sergio Giral



EN EL ESCENARIO HAY UN BIOMBO Y UN PERCHERO. ENTRA CANDITA VISTIENDO ELEGANTE Y CON UNA PAMELA.

TEMA MUSICAL DEL MONÓLOGO: “DREAM” por Diana Washington..

CANDITA:
!Ay, que cansada estoy!. No puedo seguir así. Que va!. Yo soy una señora actriz.Yo no soy ninguna que le hechan una cuora y salta la monita.

Perdoneme que no me he presentado, mi nombre es Candita Pomarosa Duncan. Duncan, como Isadora. ¿Les parece poco artístico? ¿Alguien tiene algo contra de mi nombre?. Las actrices tenemos nombres artisticos, ó no?. ¿Dónde te crees que iba a llegar yo con ese nombrecito de Candita Perez Hernández. Ni a la esquina. Y me doy por dichosa que me lo cambié y pude bailar en el music Hall de New York. Ahora soy la única y fabulosa: Candita Pomarosa Duncan, Duncan como Isadora.

En realidad soy una actriz de cine. Yo he hecho filmes en Cuba, Venezuela, Italia, Mexico, Francia. Una vez a la semana recibo clases de baile, eso me permite mantenerme en forma y activar el sentido del ritmo. Para una actriz el baile es algo fundamental, imprescindible. Cuando regreso de la clases, me baño con un jabón hidratante marca (bip) y un rinse de (bip). Aquí no se permiten los comerciales, que mantiene mi piel fresca y reluciente. Luego me aplico una máscara facial de (bip) que elimina todo residuo en mi cara. Aplico un astrigente (bip) de reacción suave que no pemite la transpiración. Y finalmente procedo a maquillarme. Como mi piel es algo, digamos, trigueña, prefiero los colores claros que contraste con el mio.

TOMA UNOS PAPELES DE SOBRE EL TOCADOR.

Esto que ven aquí son llamados para audiciones. Todos las mañanas me siento en la computadorea y busco en el Intenrte las audiciones de actores, a ver si alguna me conviene.

LEE:
”Buscamos bailarinas con calidad para completar la atmofera de una linea de crucero nocturno. Debe bailar desnuda por una hora y media. Este no es porno sino danza erótica. Llene la aplicación y envie fotos”

!Ah, no, no es porno!.

DESECHA EL AVISO. TOMA OTRO. LO LEE.

“Se busca animadora para un show de viajes. Debe ser enérgica y amanta de la diversion. Debe bailar desnuda por una hora y media. Este no es un video sexual sino danza erótica. Llene la aplicación y envie fotos.

DESECHA EL AVISO. TOMA OTRO. LO LEE.

“Audición para New Reality TV Show que combina “Survivor” con “Todo lo que usted quiere saber sobre el sexo”.

DESECHA EL ANUNCIO

Oh, aquí hay uno que parece bueno. .”Se busca actriz experimentada para protagonista de la noevla “Mujeres Desesparadas al Borde de la Masturbación”…¡Esto es obsesivo!, pero parecía una buena opotunidad. Y asistí a la audición.

Salí de compras. “Déjame ver este vestido” . !Ah, este si, que sí. Este vestido de (bip) me pareció apropiado para la audición, ya que era a las 9 de la mañana. Y los zapatos... bueno, es lo que menos importa. En la Televisión sólo importa de la cintura para arriba, cuando ya tienes el papel.. Y de la cintrua para abajo cuando lo estás buscando

SE QUITA LA PAMELA

!Y esta pamela es un primor! Cuando ese director de Hollywood me vea, va a caer muerto. Se le va a caer la baba . Pues bien, salí con mi carro, que entre paréntesis es un Ford del 86, y me enfrenté a la ciudad. No se si se han dado cuenta del desarrollo urbanístico de Miami. !Eso si es desarrollo!. Durante los últimos años se han fabricado cientos de edificios de condominium en toda la ciudad. Por supuesto que todos esos condos tendrán nuevos residentes, y todos esos nuevos residents tendrán autos, por lo menos tres por cada unidad. Jaguares, Lamborghins, Ferraris, Mercedes, BMWs, Roll Royces... . Todos ellos maravillosos, potentes, elegantes y veloces corriendo por las calles y avenidas. Apretados unos contra otros, bloquedos por nuevas construcciones, “ Men at Work”, Calles cerradas, reparación de alcantarillado, puentes abiertos, desvios, accidentes de trásito, manifestaciones de indocumentados. Todos ellos atrapdos en medio de un paraiso tropical.

Pero no hay que preocuprase porque el trasnporte público es magnífico, uno de los más adelantados en todo el país. Tenemos líneas de ómnibus, que pasan cada hora, más o meos, pero pasan. Un metrorail, que va en una sola dirección. .Haileah- Kendall-Hialeah. Olvídate si vas a Soutt Beach. ¡Oh, South Beach…SoBe. !Que playa maravillosa! La verdad que somos dichosos en tener un “summer resort” como ese.. Playa, sol, la arquitectura Art Deco, exquisitas boutiques, la última moda, restaurante gourmet, Real State. Roasted pork, rice and black beans. Corona beer, Cosmopolitans, “pina colada” y guarapo… Creo que tmbién venden guarapo ¿No?. Art Deco, la exotica vegetación, las sombrillas de colores, las fuentes cantarinas, los personajes exéntricos, y los gay. Me encanta verlos. Altos, musculosos, viriles ir de la mano, besarse y pasear al perrito. En realidad cada vez veo menos. Algo debe andar mal con las orientaciones sexusales de los comicionados de la ciudad. Y que me dicen de las discotecas… las más exitantes del país. Las hay de todo género y labels. Latin lable, Pop lable, Reggaeton lable, Rap lable, White Lable, Black Lable. … Black Lable. Si, Black Lable.. ¿Han ido ustedes a South Beach en un Spring Brake o en el week end largo de Memorial Day en el que se celebra el Festival de Hip Hop? Allí se consume enorme cantidad de Black Lable. Black Lable y policias. Parece que a la policia le encanta el Black Lable, los mantiene ocupados y ejercer sus fuciones de proteger a la ciuddadnía. Arrestos por parqueo indebidos, arestos por malos contestas, arrestos por caminar por las aceras, arrestos por gritar, arrestos por estar alegre, por beber Black Lable en la calle, por ser Black…Lable.

Pues llegué a la cita para la audición. Un hotel en Brickell Ave. Muy fino todo, muy elegante. En la carpeta pregunto y la recepcionista me informan del piso y la suite. Subo y me uno a un grupo de aspirantes, a tiempo de escuchar las naturaleza del proyecto de boca de su productor.

PRODUCER: “Mujeres al Borde de la Masturbación”, es un programa que va más allá de las fronteras aceptadas por la programación televisiva. Ustedes tiene que sentirse cómodos con situaciones sexuales bien gráficas durante las discuciones sobre detalles íntimos de sexo con nuestros participantes. Esto quiere decir: SEXO”.

Pero dale con el sexo. Que obsesión, caballeros. ¿No habrá un papel más inocente…Blanca Nnieves, Cenicienta, La Bella Durmiente?. Primero me hicieron pasar a la peluquería. Me tocó una señora maquillista, que lo que más me gusto de ella, fue su extraordinario sentido de la discreción. Me sentó en el sillón, y abrió la boca antes del cofre de maquillaje: ¿Vienes a esta audición?… (Claro, sino que haría aquí). Es una telenovela ¿sabes?... Yo odio las telenovelas porque me dan mucho trabajo. Aquí se fijan mucho en el maquillaje, ¿sabes?!, (Ay, no te toques que estoy tratando de rejuvencerte un poco) Pero no te preocupe, que todas las que han pasado antes tienen cara de ingenua, pero de actrices, nada. Tu sabes que lo que están buscando es una protagonista rubia de ojos azules. En las telenovelas las protagonistas son rubias y de ojos azules. Te voy a aclarar un poco porque tú eres, algo... trigueñita. ¿no crees? Yo se que a ti las telonovelas te caen como bombas, se te ve en la cara. y que ni que se lo piensen que te vas a aprenderme todos esos panfletos. Te ponen un chicharo en el oido por tres o cuatro meses, por lo menos, y te soplan la letra. !Ay, y el maquillaje!. Pero no te preocuoes, chica, se ve que eres trenmenda actriz.… y te van a dar el papel…!Ay, como odio las telenovelas!. Después de tan edificante monólogo, pase al set y comenzó la audición. Me tocó un actor que se parecía a Robert Redford, pero no como era antes sino como es ahora. Comenzamos la prueba. A mí me tocó el personaje de Bárbara, una mujer muy mala.

JULIAN: ”Cuantas veces quieres que te explique que esos papeles no los voy a firmar, dile al abogadito ese que tienes que se olvide que yo tengo algo que ver en tu vida”.

BARBARA”Esos terrenos me pertenecen, si no firmas, jamá verás a los niños”.

JULIAN;”Por ley, si”.

BARBARA;”La ley tambien se compra”.

JULIAN;”Igual que todo lo que tienes, todo lo que has comprado, menos el amor que te di y el que no supistes darlo”.

BARBARA”Julian esto no es cuestión de sentimentalismos, no vas a acabar con los años de juventud que me quedan, si tu quieres que actúe voy a ctuar de verdad...”

JULIAN: Me gustaría verlo. Tu no puedes llegar ni a la esquina, quisistes destruir mi vida, y ya ves, eres tú la destruida.!Una mujer como tú no puede reclamarle nada a un hombre como yo!.

BARBARA;!Por última vez Julián, firma esos papeles!.

JULIAN: ¡No los firmó.!

BARBARA: Tu no sabes todavía quién soy yo, Pero ahora lo sabrás. Te voy a hacer daño, Julián. Un daño irreparable.”

SACA UNA PISTOLA

BARBARA” !Bang, Bang!.. Ya ves Julián, como todo se paga en la vida.

Entonces se me acerca el director, se le veía en la cara lo contrariado que estaba. Y me dice “No, no te puedes reir. No olvides que eres una mujer muy mala. Y las malas no se rien en las telenovelas”… El director me dijo que yo no era ese tipo, que él estaba buscando una actriz “de otro look étnico” , algo así como Whoopy Goldberg.... que lo sentía mucho y se marchó, ¡Eso no fue lo que me dijo la maquillista! ¿Cómo era posible que eso me pasara a mí? ¡Después de todos mis esfuerzos, de todo el dinero que me gasté!.

VA DETRAS DEL BIOMBO

Y yo que pensaba cambiar el carro. !Ah, y renovar mi seguro de salud. Porque se puede vivir sin un auto nuevo, pero sin seguro de salud, imposible. Yo estoy un poco asustada. Tengo una edad un poco peligrosa, y no he visto a un especialista en los últimos años. Yo tengo una amiga, que tenía cancer de mama y perdio un seno. Un dia va al doctor, y el doctor huele cigarro en su aliento, y le dice: si sigues fumando va a perder el otro. Y yo, si sigo así, voy a tener que esperar al retiro a los 65 años para coger el Medicare, digo, o si se logra el Obamacare.

SALDE DEL BIOMBO CUBIERTA POR UNA BATA DE CASA.

!Pero que cansada estoy. No puedo seguir así. Yo he tenido que trabajar en puestos que nada tiene que ver con mi profesión. Que si secretaria en un firma de abogados, que si contadora en un gimnacio, que si manager en un restaurant...No chico, no, yo quiero actuar. Yo no soy ninguna que le hechan una cuora y salta la monita. Yo soy una señora actriz. Algunas veces me dan unos ganas de desaparecer…un pomito de seconal, a lo Marylin, y !Zas! Pero creo que el suicidio es un acto egoista, quien se suicida no piensa en la familia, ni en los amigos. El único suicidio que aceptara sería por rebeldía. Muchas mujeres importantes se ha suicidado por rebeldía. Carlson MacCuller, Violeta Parra, Virginia Wolf. Yo tengo colgado en mi casa una pintura de Andy Warhol, que se llama: Suicidio

VOZ EN OFF: ¿Candita, al tubo!

MUSICA: “Lets do it tonight” Pitbul.

CANDITA SE QUITA LA BATA DE CASA Y QUEDA EN UNA BREVE TRUSA..

!Ay, pero que cansada estoy!. ¡Que va, yo no soy ninguna que le hechan una cuora y salta la monita. Yo soy una señora actriz!. !Pero que cansada me tiene ese tubo!

SALE.

Wednesday, May 1, 2013

FRAGMENTO DE MI NOVELA VILLA MISERIA

VILLA MISERIA
LAS PUERTAS DE BABILONIA

CAPITULO VII
Babylon is burning
You’re burning the street
You’re burning your houses
With anxiety
With anxiety Babylon is burning
Babylon is burning
With anxiety
Babylon is burning Babylon is burning
The Ruts

Yo había llegado con la intención de comprobar si todas las virtudes que me comentaban del nuevo orden eran ciertas o no. En la capital, encontré a una muchedumbre que aún celebraba en las calles el triunfo de la Revolución. Enarbolaban banderas y cantaban consignas con líricas cargadas de amenazas a los ricos y oligarcas. Se hablaba de igualdad social, económica y racial. Se acusaba al capital de las miserias pasadas y se advertía que esa revolución era genuinamente democrática y que nada tenía que ver con los rojos que dominaban en Moscú. En los primeros días de su mandato, el Máximo Líder había bautizado a la capital de La Isla, la Babilonia del Caribe. Un nido de corrupción y pecado. La acusaba de ser la causante de la pobreza campesina y afirmaba que debía pagar por sus culpas para lograr su redención. Así fue que condenó la ciudad al ostracismo y a la penitencia. Cerró prostíbulos y convirtió a las meretrices en obreras. En el templo fustigó a los mercaderes y les incautó sus bienes. En su vendetta incendiaria invadió palacios, fábricas y centrales azucareros y los expropió a su favor. En las plazas y los parques decapitó estatuas en sus pedestales. Clausuró iglesias y sinagogas. Y desterró a sus vírgenes, santos, cardenales, rabinos, Cristos, anticristos, divinidades africanas y seres espirituales a la lavar sus pecados en las aguas del Hudson o del río Miami. Las puertas de Babilonia se abrieron y la ciudad se entregó a los hambrientos conquistadores. La muchedumbre revolucionaria tomaba las calles. Princesas, matronas y putas compartían la cama con los bárbaros bajados de las montañas. Y los más déspotas señores le dedicaban amables sonrisas, los estrechaban en sus brazos a pesar del tufo a miseria campesina que traían consigo. Las puertas reservadas a los privilegiados se abrían para dar paso a los pobres y a los negros, que al fin lograban disfrutar las delicadezas de la clase derrotada. Se construían escuelas y los hijos de los desamparados obtenían títulos y blasones. Se levantaban edificios en medio de la manigua. Se armaba al pueblo y se les ordenaba apuntar las armas en dirección al Norte. Se instruía en las doctrinas de Marx, Engels, Lenin, Mao, Ho Chi Min, Kim Il Sung, Sandino, Campos y cuanto enemigo tuviera el capital. Todos éstos amalgamados, aglomerados, machucados y convertidos en una masa amorfa a la que se le agregó, para facilitar su deglución, un ingrediente nacionalista bajo la advocación de José Martí. El olvido era el arma más potente del régimen. Cada día, lo que antes existía desaparecía de la noche a la mañana. Donde antes un restaurante, ahora aparecía una oficina del gobierno; donde una tienda, otra oficina del gobierno; donde un club privado, un centro de recreo popular. El pueblo se regocijaba en la práctica del olvido, resultaba un placebo para su nueva enfermedad, un alivio para enfrentar los cambios, las negaciones, las improvisaciones, los veredictos y las amenazas. El tradicional término de decente, que incluía “pobre pero decente”, “negro pero decente”, o cualquier otra categoría social que mereciera salvarse del improperio, fue sustituida por “revolucionario”. Así que si se era ordinario, desagradable, chismoso, enredador, escandaloso, vulgar, mal hablado, desfachatado y chusma debía ser aceptado por el mérito de ser “revolucionario”. No se pedía más que la entrega total e incondicional a la idea del Máximo Líder, a sus veredictos y caprichos, a los que también se sumaban sus idioteces. Con mucha frecuencia se perseguía y encarcelaba a los opositores al régimen y se fusilaba a los más rebeldes. Pocas noticias nos llegaban, ya que sólo sabíamos de estos hechos por medio de un pariente o amigo cercano al ajusticiado. Toda forma de prensa se dedicaba a celebrar los triunfos del Nuevo Orden y ocultar con recelo los crímenes cometidos en su nombre. Una simple ama de casa o un recién nacido llevaban el estigma indeleble del pasado. Una especie de pecado original que nos hacía a todos culpables de un error cometido por otros. Quizás por eso, en sus discursos galimáticos, el Máximo Líder hablaba en primera persona del plural. Nos hacía compartir su pecado original con la desfachatez de un Adán que violara los designios de su creador. Con la diferencia de que el pecado original del Máximo Líder no provenía de haberse comido la manzana, sino de esconderla. El pueblo aclamaba a su líder y lo vitoreaba, mientras que la clase que lo amamantó huía despavorida, sabiéndose culpable por su necedad. Al poco tiempo solo quedaron los más pobres, los más imbéciles, los oportunistas y los que por algún obstáculo insalvable no pudieron partir. Todos fueron arrojados al mismo vertedero y revueltos en un solo amasijo incoloro, inodoro e insípido. A eso se le llamó Revolución. Los vítores al vencedor recorrían el mundo. Reyes y presidentes inclinaban la cabeza en señal de aprobación. En el país de los ciegos se coronaba a un Cesar tuerto. ¡Ave Caesar imperator, morituri te salutant!. . . (cont.)

Wednesday, April 24, 2013


ESTRENO MUNDIAL EN TELEVISIÓN
DOS VECES ANA
Un film de Sergio Giral
Un film de Miami
Con Elvira Valdés, Michelle Fragoso, Gilberto Reyes y un elenco de célebres actores cubanos.
SABÁDO 4 DE MAYO 8:00 PM en MEGA CINE, por Mega TV



Friday, April 19, 2013

RECORDANDO A ALFREDO GUEVARA
Alfredo Guevara EPD
Alfredo Guevara, fundador del Instituto Cubano del Arte y la Industria Cinematográficos (ICAIC) y presidente del Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano y amigo de Fidel y Raúl Castro, falleció a los 88 años producto de un ataque cardiáco.  
Tras la polémica que generó el corto documental “PM” (1961) de Sabá Cabrera Infante y Orlando Jimenez y “las palabras a los intelectuales” de Fidel Castro que definieron la política cultural a seguir “con la revolución todo, contra la revolución nada”, cierto es que en la inevitable lucha por el poder entre los diferentes grupos intelectuales marxistas y la exhibición del film en los cines independiente a la distribución controlada por el ICAIC, Alfredo Guevara jugó un papel decisivo en la prohibición de PM, que se consideró desvirtuaba la imagen de un pueblo revolucionario en armas contra el "imperialismo yanki".
La ruptura del gobierno de Cuba con las relaciones diplomáticas, políticas y económicas con los EE.UU, habían representado la desaparición de los filmes norteamericanos de las pantallas cubanas, pronto sustituidos por films rusos de la etapa stalinista, es decirr, un “realismo socilista” altamente dogmático. También el cine chino jugaba su papel con un mensaje maoista que pronto molestó a la oficilidad del país. En este medio sofocante, Alfredo, un hombre formado en el arte y la cultura occidental, veía con disgusto esta presencia alienante en las pantallas y abogaba por el desarrollo intelectual y el buen gusto de los cineastas a su haber, por lo que desvió la exhibición de films hacia Europa y los movimientos artísticos y culturales del momento. Fue así que directores de primera línea del occidente y del este socialista ocuparon el lugar de los bodrios soviéticos.
En desacuerdo con los modelos de la industria de cine soviética y sus satélites eruopeos, Alfredo diseño la estructura del ICAIC inspirado en los grandes estudios de Hollywood y se relacionó con cineastas americanos progresistas que llevaron sus films a Cuba, rompiendo el autobloqueo impuesto por el regimen, del que él también era parte.
Cuando en 1965 se crearon los campos de concentración y trabajo forzado para los determinados “antisociales” y los homosexuales de todo el país, las sigla UMAP pusieron un sello de abominación al socialismo cubano y pocos fueron los dirigentes del gobierno que no la apoyaran y celebraran. Alfredo reunió al personal artístico del ICAIC, les informó oficialmente sobre la existencia de estos campos y expresó su desacuerdo con los métodos fascista que allí se aplicaban a los prisioneros, prometiendo informar e interceder con las altas esferas del gobierno para eliminarlos, uniéndose así a la repulsa internacional de intelectuales y artistas que denunciaron el pogrom homosexual cubano.
La cosigna fidelista del “año de esfuerzo decisivo” (1968), producto del alejamiento del gobierno cubano de la línea soviética del Kremlin y un plan de desarrollo económico que permitiera la independencia del poder soviético, a lo “Gran Salto Chino” en 1962, junto a la falacia de la zafra azucarera de “los 10 millones”, que destruyó las bases agrícolas del país, no afectó la producción del ICAIC, donde se lograron films como “Memorias del Subdesarrollo” y “Lucía” a pesar de la corriente PolPotiana que inundaba el país. .
Durante mis primeros años en la Industria de Cine Cubano, ICAIC, Alfredo desarrolló ninguna simpatía hacia mí; un individuo llegado de los Estados Unidos, sin historial revolucionario y avalado por el cineasta Nestor Almendros, que para entonces ya había entrado en contradicción con la linea cultural oficial del país, tras la polémica que generó el corto documental “PM”
Por varios años mi trabajo como director de documentales pasó inadvertido para la dirección del organismo, exeptuando mi pimer corto dramático “La Jaula” (1963) que obtuvo reconocimiento en festivales internacionales y finalmente fue engavetado por considerarlo ajeno a los intereses publicitarios del régimen. Eran años donde la militancia revolucionaria determinaba el valor de la obra, sin importar cual insignificante esta fuera.
Una vez superado el descalabro y de regreso al protectorado soviético, llegó mi turno de realizar mi primer largometraje, avalado por Tomás Gutierrez Alea (Titón) y así surgió “El Otro Francisco”. Alfredo encontró el film con valores artísticos y temáticos y modificó sus reservas hacia mí identidad creativa, dando paso a una relación más comunicativa y de apoyó a mi gestión fílmica, que se mantuvo al pasar de los años.
No se hasta que punto las prohibiciones del films tuvieron que ver directamente con Alfredo, como es el caso de “Una pelea cubana contra los demonios” de Tomás Gutierrez Alea , “Hojas” de Humberto Solás y el guión “Océano” del mismo director, entre otras. Mi experiencia con “Techo de Vidrio”. un guión de cine escrito por el desparecido Manuel Cofiño y basado en un argumento mio, trajo mucha incertidumbre a los dirigentes de la cultura oficial mortificados por la imagen negativa que el film pudiera ofrecer del régimen. El guión fue misteriosamente enviado a Ramiro Valdés, entonces ministro del interior, que lo calificó disidente y pidió que no se filmara. Sin embargo, Alfredo permitió su realización y una vez terminada aprobó su participación en festivales internacionales al considerarlo un film de realismo crítico. Desgraciadamente demasiado tarde, pues ese mismo año, 1981, las conspiraciones contra su cargo y el poder que ejercía en el cine y la cultura nacional dieron sus resultados y el máximo líder, a su pesar, removió a Alfredo de la presidencia del ICAIC y de paso prohibió el film.
Antes que el despido de Alfredo sucediera, yo había presentado un guión “La Caida de los Angeles”, sobre una familia cubana en los años 30s, en que dos hermanos con distintas personalidades, uno auténtico y el otro oportunista, representaban la lucha contra la dictadura machadista y la continuidad de una política corrompida. Alfredo aprobó el proyecto con entusiasmo y hasta llegó a colaborar en este; pero con su expulsión del ICAIC el proyecto cayó en manos de los oficialistas temerosos por la prohibición de Castro y “Techo de Vidrio’ fue a parar al rastro del olvido y en su lugar implantaron una intrascendente producción populista, donde pocos títulos se salvaron de la mediocridad.
Alfredo regresó a la dirección del ICAIC, tras la polémica que generó un film de tendencias reformistas. Por mi parte, había logrado realizar “Maria Antonia” (1989), uno de los primeros proyectos de ficción que yo había propuesto y que fuera denegado junto con la prohibición de la obra teatral de Eugenio Hernández Espinosa durante la fatídica “parametración”, que una vez más perseguía a los intelectuales y artístas, por desconfiar de su integración al sistema o por el simple hecho de ser homosexuales. Alfredo regresó a la presidencia del ICAIC y allí se quedó por varios años que yo no llegué a ver, ya que su arribo coincidió con mi ruptura y partida de la isla.
Recientemente Guevara aseguró que [Cuba vive una “transición del disparate” hacia el socialismo con las reformas del presidente Raúl Castro, que buscan “desestatizar” y “desburocratizar” al país (…) el crimen más grande que podemos cometer es aceptar que la ignorancia ocupe cargos (…) tenga poder sobre los demás. Y hay demasiada ignorancia en nuestro Estado todavía]. Estas declaraciones han sorprendido a algunos que no conocieron las características de Alfredo Guevara durante su dirección del ICAIC y aquellos que se opusieron a estas
Quizás mi experiencia con este dirigente del cine y la cultura cubana no sea del todo ejemplar y no coincida con algunos de sus detractores que hayan padecido bajo su poder; tampoco pretendo tapar el sol con un dedo, sólo reflexionar sobre las cualidades positivas de Alfredo Guevara en el ICAIC y como su dirección marcó los valores estéticos y temáticos del cine cubano, que le valieron su prestigio internacional.
Pero como el viejo proverbio inglés dice’ What goes around, comes around”,

Monday, March 25, 2013

CONTIGO PAN Y CEBOLLA

UN VIAJE AL PASADO                                                                                                 Por Sergio Giral
Cuando asistí a la puesta teatral de Contigo Pan y Cebolla en la Sala Avellaneda del Akura Teatro no pude evitar hacer un viaje al pasado, el día de su estreno en la sala Hubert de Blanck de La Habana, por el grupo Teatro Estudio, en 1964, dirigida por Sergio Corrier. La obra de Héctor Quintero (1942-2011) se convirtió en una de las más exitosas del teatro vernáculo cubano contemporáneo; entonces interpretada por tres grandes actores, Berta Martínez, Manuel Pereiro, Silvia Planas y la novel actriz Flora Lauten. Ahora la puesta en escena bajo la dirección de Alberto Sarraín, cuenta con la participación de los actores Yvonne López Arenal, Micheline Calvert, Carlos Alberto Pérez, Liset Jiménez, Andy Barbosa, Joelvis Batista, José Quesada y la actuación especial de Mabel Roch en el papel de Fermina. Akura teatro es un ejemplo de voluntad y dedicación al teatro . Sus creadores, la actriz y directora Yvonne López Arenal y el director de fotografía Mario García Joya, ambos artístas forjado en el cine y el teatro cubano, son ejemplos de tenacidad en la difícil tarea de mantener en alto al teatro en Miami, plaza preferencial de veraneo y música. La sala ubicada al sur de la ciudad, ofrece al público un clima íntimo y acogedor con puestas respetables. Regresando a Contigo Pan y Cebolla, más que ubicada en la tradición del teatro vernáculo, la encuentro parte vigorosa del teatro del absurdo, escrito y promovido en Cuba por Virgilio Piñera, interesado en plasmar las vicisitudes de una familia clase media baja de los años 50. Quintero coloca su trama en el mismo tiempo y lugar y realiza un vivo retrato de sobrevivencia familiar en la capital habanera. Si bien es cierto que en dicha época la sociedad se encontraba en crisis política, también lo es que la clase media era extensa en el país y empañada en realizar sus sueños más allá de sus propias posibilidades.

Lala (Ivonne López-Arenal)
La voluntad del protagónico, Lala, en su gestión matriarcal de ir adelante con su familia ofrece una mezcla de situaciones melodramáticas y cómicas por sus contradicciones con la realidad. Lala no solo sueña con lograr el patrón de una familia clase media, sino que lo impone como superobjetivo; el hijo estudiando pintura en San Alejandro, la hija baile español y piano y el ventilador de “Aire Frio” convertido en un refrigerador, moderno utensilio doméstico imprescindible en una isla del Caribe; todo esto pendiente del exiguo sueldo de Anselmo, el jefe de familia exprimido por unos comerciantes judios. Estos personajes cotideanos encuentran una perfecta armonía en la dirección de Alberto Sarraín y su elenco principal. La puesta en escena es ágil y sus objetivos dramáticos bien amarrados, de tal forma que Ivonne López-Arenal encarna una Lala enérgica y decidida a lograr sus expectaciones en contraste con el Anselmo de Carlos Alberto Pérez, resignado a su suerte y en constant protesta por los excesos domésticos de su esposa, pero fiel amante esposo que ofrece un ultimatum de “pan y cebolla” como prueba de un gran amor. El resto de la familia interpretado por los noveles actores Liset Jiménez y Andy Barbosa cumplen con dignidad su actuación. Dos personajes se destacan en la puesta, Fermina, interpretado por Mabel Roch, la vecina indiscreta a punto de descubrir el secreto menu familiar de sopa aguada y huevo fritos, socorrida cena de los pobres y Fefa, la abuela olvidada en un rincón de la casa y amenazada con perder su único entretenimiento; una novela radial con la llegada del refrigerador. Calvert logra su personaje con un mínimo de recursos expresivos que subrayan los acontecimintos en una acción-reacción a lo largo de la trama. La Fermina de Mabel Roch en su única salida es hilarantemente y de furtes trazos vernáculos. Uno de los aspectos técnicos que resaltan es la escenografía de Luis Suárez y el diseño de luces del Mario García Joya. Ambos logran en el relativo espacio escénico una reconstrucción de época realista que invita a la nostalgia.

Héctor Quintero
Héctor Quintero, nacido en La Habana en 1942, es considerado uno de los autores más importantes de la escena en la isla por su carrera teatral, la radio, la televisión y el cine. Entre los títulos más recordados figuran El premio flaco, Mambrú se fue a la guerra, Si llueve te mojas como los demás, La última carta de la baraja y el musical Algo muy serio. Dirigió el Teatro Musical de La Habana durante 12 años y en reconocimiento a su labor escénica, recibió en Cuba el Premio Nacional de Teatro, que lo reconoce entre las grandes figuras de la cultura contemporánea. Héctor Quintero falleció en La Habana el 6 de abril de 2011. La puesta en escena del Akura Teatro en Miami, es una prueba de la trascendencia del arte más allá del tiempo y el espacio.